Érase una vez la historia de siete pequeñines, sus nombres no eran Doc, Grumpy, Sneezy, Bashful, Dopey, Sleepy o Happy. En cambio se llaman Smoov, Baji, Hudah, Yoshi, Rocco, Clef y Cid. En conjunto se les conoce como Hypnotic Brass Ensamble o The Bad Boys of Jazz.

Todos ellos hijos de Kelan Phil Cohran, músico  de jazz originario de Mississippi cuyo nombre comenzó a destacar desde los años 50s por la contribución como trompetista en Sun Ra Arkestra, y su participación en la fundación de la Asociación para el Avance de Músicos Creativos (AACM).

Cuenta la leyenda que los siete hermanos criados en Chicago, eran despertados a las 6 de la mañana para ensayar con sus instrumentos musicales antes y después de la escuela. Y ya en su adolescencia comenzaron a tocar en la banda llamada Phil Cohran Youth Ensemble.

Es didicil determinar si el talento es hereditario o no. Quizá de debe a la disciplina casi militar con que su padre los formó para que los pequeños se foguearan con sus instrumentos. Lo cierto es que la música fue siempre parte de sus vidas y gracias a eso ellos son  ahora los músicos que son.

Yo los descubrí el año pasado en su show en el World Café Live de Filadelfia del cual salí deslumbrado por verlos tocar en vivo con tanta vitalidad y destreza en un espectáculo que viaja del jazz al hip hop y de regreso pasa por reggae, funk y rock.

Al buscarlos en las redes sociales me percaté que se volverían a presentar cerca de mi y sin dudarlo compré mi ingreso con meses de anticipación. Por fin, el pasado 7 de abril fue la cita en el Montgomery Community College y el delirio fue el mismo que en el otoño. Levantaron a la concurrencia de sus butacas para ponerlos a bailar y corear.

Al volver del show y buscar información de la banda para escribir este texto me di cuenta que tienen otra fecha más en la comarca a finales del mes, esta vez en Reading, PA. Adivinen, ya compré mi entrada. Un par de días antes de su performance, en el mismo recinto van a proyectar un documental sobre el grupo titulado Brother Hypnotic por el director Reuben Atlas, quien los siguió por 5 años para registrar el material para su audiovisual.

Esa será una de las últimas fechas después de una extensa gira por toda La Unión Americana y los muchachos están listos para tomarse un merecido descanso antes de volver al trote con sus hipnóticos metales de viento.

Mientras vuelven al ataque con nueva música, se les puede escuchar en medios digitales entre la que destaca  War, track que apareció en la famosa franquicia fílmica Los Juegos del Hambre.

Y colorín colorado este cuento no se ha acabado.

Galería de Imágenes:

https://flic.kr/s/aHskSJ5ytz

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s